el bien de interés cultural como herramienta para ganar dinero.

Ante la aparente e inocente posición del Partido Popular, declarando a diestro y siniestro Bien de Interés Cultural los espectáculos taurinos, y el traspaso de competencias, realizado por el gobierno del PSOE, del ministerio de Interior al de Cultura tiene detrás unas claras consecuencias.

Son dos las consecuencias claras, la primera, La tortura no es cultura, esta afirmación que defendemos una mayoría de la ciudadanía, es una realidad que intentan esquivar los dos grandes partidos. La inmensa mayoría de la población no entiende como puede se declarado cultura el maltrato a un animal, es por esto por lo que estos espectáculos cada vez son más minoritarios, según encuestas independientes menos de 5% de la población tiene afición a estos espectáculos….

Este dato nos lleva directamente al segundo motivo para la declaración de Bien de Interés Cultural, la nula afición de la población hacen de estos “eventos” negocios deficitarios para los empresarios que los promueven. Es aquí donde entrar las declaraciones de interés y los traspasos al ministerio de cultura.

La actual crisis económica parece no afectar a los grandes empresarios taurinos,  como este grupo de empresarios puede manterer sus negocios si la gente no va a las plazas?, pues muy fácil, el 90% de los espectáculos taurinos está subvencionado por dinero público, más de 500 millones de euros destinan las administraciones públicas a financiar un espectáculo que aparte de cruel, no interesa a casi nadie.

Ahora, ante el avance claro del rechazo a estos espectáculos, los empresarios taurinos y sus socios políticos, el PP y el PSOE, deciden blindar económicamente a estos empresarios y reducirles el IVA de su actividad al traspasar al ministerio de cultura las competencias de estos eventos.

Es hora de que la ciudadanía sepa claramente que con sus impuestos, mientras se recorta en sanidad, educación y ayudas sociales, se sigue financiando el negocio de no más de un centenar de empresarios que viven directamente del dinero público. Supongo que ahora muchos os planteareis el viejo argumento de que “mucha gente vive de los toros”, según la seguridad social, no más de 1000 personas viven de lo generado por estos espectáculos.

Es necesario que las administraciones públicas prioricen los gastos, y sobre todo no subvenciones prácticas crueles deficitarias y que gracias al avance de las posiciones éticas de la sociedad española no interesa a casi nadie.

EQUO defiende claramente la supresión de cualquier declaración de Bien de Interés Culural de estos espectáculos y por supuesto, su abolición al suponer un claro maltrato a los animales.

Anuncios

Acerca de barricadaverde

reflexiones desde la izquierda verde
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s